Queridos amigos,

Hoy escribo este post porque hace un par de días acudí a una charla sobre salud bucodental infantil que ofreció muy amablemente la doctora Marian Araque, colaboradora de esta web, a través de nuestra Asociación de Crianza y quería hacer un resumen de lo aprendido.

La presentación tuvo tres partes: embarazo, salud bucodental infantil y tips sobre higiene dental en niños y adultos y a continuación os cuento las cosas más interesantes que escuchamos.

Salud bucodental en el embarazo

Al comienzo la doctora nos estuvo hablando de la importancia de cuidar la salud bucodental en uno de los momentos más importantes de la vida de las mujeres: la gestación. Sabemos que es bastante común que cuando llevamos unos meses de embarazo tengamos las encías más sensibles y nos sangren, (lo que se conoce como gingivitis del embarazgingivitis embarazoo), pero debemos estar atentas y controlarlo para que el problema no se complique llegando a producir la enfermedad periodontal, que si que podría implicar riesgos mayores.

Además de hacer especial hincapié en la higiene dental, podemos emplear pastas de dientes especialmente indicadas para el cuidado de encías, así como acostumbrarnos a utilizar seda dental o cepillos interdentales y aumentar en nuestra alimentación la ingesta de alimentos ricos en flúor, (como por ejemplo las acelgas y el pescado azul).

Es muy importante que acudamos al dentista regularmente, y sobre todo en cuando nos enteramos de que estamos embarazadas, (de hecho deberíamos hacer un control al menos en cada trimestre). Es cierto que en nuestro país hay poca cultura de salud bucodental, pero si que se nota un ligero aumento de matronas que derivan a las embarazadas a la consulta odontológica, ¡vamos por el buen camino!

 

Salud bucodental infantil

Durante la segunda parte de la charla la doctora nos explicó cómo se forman las caries y aprendimos muchas cosas que ni imaginábamos. En realidad, para que se forme una caries deben darse varios factores, en primer lugar que exista la bacteria que la causa, (los niños no tienen esa bacteria en su boca), y que tenga sustrato, (restos de alimentos), para consumir y transformar en los  ácidos que producen la desmineralización y destrucción de los tejidos del diente.

En principio los niños no deberían desarrollar caries, el problema es que padres y cuidadores podemos contagiarles las bacterias muy fácilmente y sin darnos cuenta. ¿Cómo? Esto puede suceder sólo si tsoplar-comidaenemos caries activas en nuestra boca, lo que implica por tanto la presencia de las baterias que las generan, (streptococus mutans). ¿Y de qué manera? Pues por ejemplo al compartir cubiertos, al “soplarles” la comida para que no esté muy caliente y se quemen o ayudarles a soplar las velas de una tarta, al darles besos o incluso en algún caso extremo que ha ocurrido a muchas madres cuando al bebé se le cae el chupete en la calle, se pone a llorar desconsoladamente y al no tener ningún sitio para lavarlo la madre decide “higienizarlo” metiéndolo en su boca y chupándolo ella para dárselo después al bebé y calmarle.

El problema es que como son multitud de factores los que no podemos controlar, (porque podríamos tomar mucha conciencia nosotros pero no sabemos qué pasa con el resto de cuidadores, familia, en la guardería o el comedor del cole..), nuestra actuación más importante como padres se basa en crear desde el principio unos buenos hábitos de higiene dental.

¿Cuándo se debe comenzar a cepillar los dientes del bebé?

Pues en cuanto aparecen los primeros, que suele ser a partir de los seis meses. Al principio basta con adquirir un higiene bebecepillo especial y dárselo al propio bebé para que juegue con él, seguramente se lo meterá en la boca como si fuera un mordedor. Con unos minutitos así y luego si queremos un pequeño repaso nuestro sin necesidad de pasta sería suficiente. Según va creciendo el niño podemos ir empleando cepillos adecuados a su edad, (por ejemplo la marca Oral B ofrece muchos en su gama “stages“). Los cepillos eléctricos realizan un cepillado excelente, pero es preferible que los niños utilicen los manuales hasta al menos los ocho años, edad suficiente en la que pueden aprender a utilizar correctamente uno eléctrico.

Las muelas más complicadas suelen aparecer entre los cuatro y los seis años. Tienen muchos huecos entre los que se suelen quedar atrapados restos de alimentos, como por ejemplo galletas, por lo que es importante que los padre siempre repasemos el cepillado de los niños, (además a esta edad no han desarrollado suficientemente su motricidad para hacerlo correctamente). También es interesante realizar el sellado de estos molares, (suele hacerse de forma gratuita a través de la seguridad social), ya que son definitivos y sería una pena que llegasen a sufrir caries en la infancia.

¿Y qué hay sobre la alimentación?

NutellaMuchos padres piensan que sus hijos no pueden tener caries porque “no comen chuches“, pero el peligro no sólo está ahí. Las pautas nutricionales indican que los adultos deben consumir una cantidad aproximada de 24 gramos de azúcar al día, (unas seis cucharaditas). Pues bien, si miras la etiqueta de cualquier alimento industrial podrás comprobar que las cantidades suelen ser muy importantes e incluso excesivas, (¡durante la charla vimos que un potito de frutas contenía nada menos que 31 gramos!).  La industria alimentaria tiene mucho poder y muchas veces nos da a entender información errónea con consecuencias que pueden ser peligrosas. Recientemente se ha creado una polémica importante con unas galletas en forma de dinosaurio dirigidas a niños y recomendadas por la Asociación Española de Pediatría, (podeis leer aquí la noticia y yo recomiendo también leer esta carta de Julio Basulto).

Sobre este tema y por no extenderme más en el post os invito a ver el documental “Sobredosis de azúcar“, que podéis ver en Youtube si pincháis sobre la imagen siguiente:

sobredosis de azúcar

Los mitos sobre caries y “lactancias prolongadas”

Durante la charla también pudimos charlar sobre este tema que da tanto que hablar últimamente. Es importante recordar siempre que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dar el pecho en exclusiva durante seis meses, combinado con otros alimentos durante al menos dos años y después de ese periodo hasta que la madre y el bebé lo deseen. El colegio de odontólogos de la Comunidad de Madrid editó recientemente una “Guía práctica de salud bucodental en bebés” en forma de trípticos informativos que se reparten en hospitales y centros de salud, pero la forma de presentar la información da a entender que la OMS indica que seis meses de lactancia materna exclusiva son suficientes y que puede existir cierta relación entre lactancias maternas “prolongadas” y caries, lo cual ha provocado varias acciones protesta por parte de instituciones de defensa de la lactancia materna, como por ejemplo esta.

Lactancia y cariesLa doctora Marian nos explicó que si reflexionamos en la anatomía y fisiología de la lactancia materna nos damos cuenta la leche no llega a tocar los dientes, (puedes ver este vídeo), y nuestra compañera Mari Cruz, que es Consultora de Lactancia Certificada IBCLC, nos aclaró todas las propiedades beneficiosas de la leche materna, que son incluso preventivas, por lo que entre todos pudimos desmontar esta información y quedarnos tranquilos. De todas formas y como próximamente se va a celebrar en nuestro país la Semana Mundial de la Lactancia Materna escribiremos otro post con información mucho más detallada sobre estos aspectos que debemos conocer para no dejarnos engañar.

Continuará..

Un abrazo,

Firma y web

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Te agradecería mucho que me dejases un comentario, así puedo ir mejorando con tu feedback e ir publicando sobre los temas que te interesen. 

También puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Únete y recibe tres regalos que te servirán para cualquier etapa de lainfancia:

 

Nido: entre 0 y 1 año. Mi mini ebook "Empieza a signar con tu hijo", en el que descubrirás la magia de la comunicación temprena con tu bebé.

Comunidad infantil: entre 1 y 3 años. Mi Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.

Casa de Niños: entre 3 y 6 años. Mi regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!

You have Successfully Subscribed!