Queridos amigos,Ana Diaz Moreno

Hoy estrenamos nueva colaboradora en el blog con una gran mujer a la que admiro mucho: Ana Díaz Moreno, piscólogoga y coach experta en valores, al frente de un proyecto que estoy segura va a tener gran éxito porque Ana tiene muchísimo que ofrecer, no dejéis de echar un vistazo a Sé tu Mejor Versión y seguirla en su página de Facebook.

Aquí os dejo con el artículo que nos ha preparado para hablarnos de la autoestima de las personitas que más queremos en el mundo: nuestros hijos.

**********************************************************************************************

¿Te has preguntado alguna vez cómo potenciar en tu hijo/a su autoestima?

¿Consideras necesario apostar por una sana autoestima desde pequeños?

Si, la autoestima es fundamental desarrollarla desde pequeños, desde que son bebés.

Desde que conocí el proyecto de “comunicación con bebes” de Miriam Escacena quería colaborar con algunos artículos para ayudar a las familias a descubrir lo importante que es cuidar de su autoestima y la de sus hijos.

Aquí encontraréis 6 pistas a modo de introducción para que podáis trabajar la autoestima de vuestros hijos sin casi daros cuenta.

La autoestima tiene dos componentes:

– Un sentimiento de capacidad personal
– Un sentimiento de valía personal.

Es decir, la autoestima es la suma de la confianza y el respeto por uno mismo.

Tener una sana autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, capaz y valioso para enfrentar los desafíos del día a día.

De ahí la importancia de ayudar a nuestros pequeños a tener una autoestima positiva.

Niño feliz

Imagen cortesía de Flickr

¿Cómo puedes sembrar las semillas de la autoestima?

1º. Respeto por tú hijo/a. Acepta a tu hijo/a tal cómo es.

Todo niño tiene dos necesidades básicas:
– Soy digno de que me amen
– Soy valioso

A través del amor que le demuestras con hechos y tu actitud hacía ellos, sienten que son respetados cuándo lloran, tienen hambre, están enfadados, etc.

No olvides decirle que le quieres por ser quién es, independientemente de conductas inapropiadas. Le quieres porque es tu hijo.

2º.- Mantén relaciones de calidad con tus hijos.

Desde cómo le tomamos en brazos de bebé, si pasamos tiempo jugando con él, abrazos, cantarle, sonrisas, besos etc.

Estas muestras de cariño y afecto le hace sentirse bien y especial.

Si os divertís juntos, estáis creando una relación a partir de la cuál todo fluirá mejor.

3º.- Cuida la descripción que haces de tu hijo/a.

Los niños absorben estas cualidades implícitas cuándo les describimos, (sobre este punto puedes leer sobre el todopoderoso efecto Pigmalión y la importancia de conocerlo).

Por ejemplo: “ eres un chico malote” cada vez que hace algo que nos desagrada, ese niño terminará creyendo este juicio, soy malo.

Cambia ese comentario por la conducta o comportamiento concreto.

Ejemplo: “Empujar a tu amigo no está bien, puede hacerse daño”

Recuerda que el juicio que se haga tu hijo/a de sí mismo surge del juicio que han emitido antes los demás.

Autoestima

Imagen de Fotolia

4º- Trata a tus hijos cómo te gustaría que les tratasen los demás.

¿Cómo has reaccionada cuando alguien le ha faltado el respecto a tu hijo?

Posiblemente te hayas molestado y preguntado cómo se atrevían a hacerlo.

Por ello, no les trates o hables de la forma en que no se lo permites a otras personas.

5º- Enseña a tu hijo a entender las dificultades como retos y los fracasos como parte del aprendizaje.

Cada día se le presentan al niño actividades que, por novedosas o diferentes, conllevan cierto grado de dificultad.

Debes animarle a que las realice y lo haga con esfuerzo.

Carece de lógica llevarlas a cabo por él, ya que es el niño quien debe aprender.

6º- Se optimista.

La autoestima y el optimismo están íntimamente relacionados.

Cuando sientes que eres capaz, entonces puedes optar por centrarte en los aspectos positivos de lo que le sucede y eso contribuye a que la confianza en uno mismo vaya en aumento.

Ser optimista no significa ver todo de color de rosa.

Como educadores, debemos favorecer que nuestros hijos aprendan también a ver las dificultades, pero insistiendo en la posibilidad de que podemos superarlas.

Cuando las cosas le vayan bien, enséñale a apreciar sus propias cualidades y esfuerzo.

Cuando las cosas no le vayan tan bien, insístele en que busque la manera de resolver las dificultades.

¿Qué conductas de las anteriores vas a poner en práctica?

¿Realizas alguna de ellas?

Estos pasos te pueden ayudar a ti también a aumentar tu autoestima, si tú estás bien, tus hijos lo notan.

Te invito a que dejes tus comentarios, dudas y reflexiones para poder hablar sobre ellas en próximos artículos.

Ana Díaz- Moreno
Psicóloga y Coach Personal y Valores
www.setumejorversion.es

 

¡Muchísimas gracias Ana por tu artículo, espero que este sea el inicio de una larga colaboración!  😉

Firma y web

¿Te ha gustado este artículo? Me encantaría que nos dejases un comentario contándonos cómo fue tu caso, si sentiste en alguna ocasión ese sentimiento de culpa, críticas o falta de apoyo en tu entorno.Si te ha gustado el artículo te invito a compartirlo y si quieres también  puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Únete y recibe tres regalos que te servirán para cualquier etapa de lainfancia:

 

Nido: entre 0 y 1 año. Mi mini ebook "Empieza a signar con tu hijo", en el que descubrirás la magia de la comunicación temprena con tu bebé.

Comunidad infantil: entre 1 y 3 años. Mi Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.

Casa de Niños: entre 3 y 6 años. Mi regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!

You have Successfully Subscribed!