Hace un par de meses tuve la oportunidad de asistir a una formación de Disciplina Positiva, algo qDisciplina Positiva Cómo Educar con firmeza y cariñoue tenía muchas ganas de conocer más a fondo ya que además me encanta porque va muy en la línea de la filosofía Montessori de educar en el respeto y la paz, ya tenía el libro de Jane Nelsen desde hacía tiempo pero no fue hasta hace poco cuando me di cuenta de que necesitaba un cambio en mi vida y en mi día a día en la crianza.

El año pasado fue como una montaña rusa, mi bebé acababa de nacer cuando decidimos mudarnos a otro país a 9000 km de nuestro hogar. Mi hija mayor (seis años), estaba llevando muy bien la llegada del hermanito, pero es evidente que todos estos acontecimientos tenían que pasarle factura de una manera de otra, aunque a priori no se le notara exteriormente: nuevo país, nuevo colegio, sin conocer a nadie, sin familia, costumbres diferentes, comida diferente, mamá agotada y atendiendo a un bebé muy demandante.. Ella empezó a retarme y desafiarme, y yo agotada y floja de salud empecé a gritar.. Lo reconozco, fue horrible y aún hoy se me sigue escapando algún grito de vez en cuando en las ocasiones en las que me olvido de que yo soy la adulta y pierdo el control..

Tenía muchas ganas de sacar un ratito para escribir este post, porque os vengo a hablar sobre un tema que nos preocupa a todos los padres y a veces nos trae de cabeza: el cómo educar en el respeto y hacer entender a nuestros hijos la importancia de su buen comportamiento, (no es que me guste mucho esa palabra pero es la mejor forma de hacerme entender jeje) A veces nos movemos entre los extremos del autoritarismo y la permisividad o sobreprotección. ¿Cómo acertar? La crianza es una gran oportunidad de crecimiento si estamos dispuestos a enseñar menos y aprender más.. veamos cómo!

Diapositiva1

 

¿Qué es la Disciplina Positiva?

Se trata de una teoría que se originó hace  ya casi un siglo como consecuencia de observaciones en clínicas infantiles austriacas durante la primera guerra mundial.  Alfred Adler y Rudolf Dreikurs comenzaron a llevar su trabajo a las aulas norteamericanas en 1930, y partir de ahí ha habido muchos autores que la han ido difundiendo por el mundo, tales como John Taylor, Jane Nelsen y Lynn Lott.

Alfred Adler y Rudolf Dreikurs Disciplina Positiva

Hoy en día hay una red de educadores entrenados y certificados por la Positive Discipline Association de Estados Unidos que imparten cursos para padres y escuelas en cada país.

Como padres, la Disciplina Positiva nos sirve para desarrollar relaciones sanas basadas en el amor y el respeto mutuo que promueven una convivencia familiar exitosa. Se trata al niño con un enfoque democrático, se interpretan los errores como oportunidades de aprendizaje y ante la mala conducta se buscan soluciones antes que castigos.

Los criterios del éxito

Todos los casos cercanos que conozco que aplican los principios de la Disciplina Positiva tienen muy buenos resultados. Puede que el cambio no se note a corto plazo, de hecho suele haber un “efecto rebote” y cuando empezamos a cambiar nuestra mentalidad y actitud generalmente los niños se sienten desorientados y nos ponen a prueba para conocer donde están los límites y cómo funciona el nuevo enfoque.

Aquí enumero algunos de los puntos clave de esta técnica:

1.     Ayuda a los niños a tener un sentido de conexión, (para ellos es muy importante sentir que pertenecen a la familia y que se les considera como un miembro más que tiene su lugar y su valía como un adulto).
2.     Es respetuosa y alentadora, (la máxima es ser amables y firmes al mismo tiempo).
3.     Es efectiva a largo plazo, (los castigos pueden ser efectivos a corto plazo, pero luego pueden perder eficacia o si no es así el niño puede sufrir consecuencias a futuro).
4.     Enseña importantes habilidades sociales y de vida. (respeto, empatía, resolución de problemas, cooperación..)
5.     Invita a los niños a descubrir sus capacidades, (fomenta su autoestimaautonomía).

 La educación es el arma más poderosa con la que puedes cambiar el mundo

Cómo educar con firmeza y cariño

Este es el título del libro de Jane Nelsen del que hablaba al principio del post. Eminente psicóloga, educadora y madre de siete hijos que lleva veinticinco años difundiendo esta técnica por el mundo y ayudado a millones de adultos que trabajan con niños. Hay una frase de ella que me encanta: ¿De dónde hemos sacado la loca idea de que para que los niños lo hagan mejor antes tienen que sentirse peor? Enseñar a un niño no lleva implícito castigarle, sermonearle ni hacerle sentir mal. No es una tarea fácil, pero se puede enfocar de una manera respetuosa para todos.

Jane Nelsen

 

Este es un tema muy extenso del que podríamos estar horas hablando e intercambiando puntos de vista, pero como no quiero hacer un post muy largo desde aquí os invito a echar un vistazo a toda la bibliografía que existe o a tomar un curso con algún instructor certificado, mi amiga y compañera Bei de Tigriteando está haciendo algunos super chulos por Madrid y también online,  e incluso tiene un grupo de estudio del libro de Jane Nelsen  😉

Mientras tanto os dejo una herramienta muy sencilla para que si queréis probéis a observar los resultados vosotros mismos, se llama  “Eye to Eye“.

Mirada a los ojos

 

¿Cuántas veces nos vemos a nosotros mismos como padres gritando por la casa a nuestros pequeños para que hagan lo que queremos? ¿Te suenan este tipo de órdenes?

  • Guarda tus juguetes
  • Quítate tus zapatos
  • Ponte las zapatillas
  • Haz tu tarea
  • Lávate las manos
  • Siéntate a la mesa
  • Recoge la mesa
  • Cepíllate los dientes
  • Vete a la cama
    …..

En muchas ocasiones esto no es efectivo y como no obtenemos resultados y vamos haciendo y pensando mil cosas a la vez terminamos elevando el tono precisamente hacia los que más queremos.

Sin embargo, podemos cambiar totalmente nuestro planteamiento, quizá nos cueste dejar lo que estamos haciendo y tomar unos minutos en cambiar el chip, pero los resultados pueden ser sorprendentes. Anota estos pasos y colócalos en un lugar visible en casa para recordar practicarlos a menudo:

 

Disciplina positiva Eye to Eye

 

MODELA respeto y tendrás hijos respetuosos. Nadie responde mal a alguien que le pide algo con cariño y conectando.. Fuente: WorkingParenting

¿Qué te parece esta propuesta? Me encantará leerte y saber cómo es tu experiencia, estoy siempre dispuesta a compartir y a aprender, te leo en los comentarios! 😉

Aquí te dejo algunos recursos interesantes:

Firma y web

 ¿Te ha gustado este artículo? Me encantaría que nos dejases un comentario contándonos cómo fue tu caso, si sentiste en alguna ocasión ese sentimiento de culpa, críticas o falta de apoyo en tu entorno.Si te ha gustado el artículo te invito a compartirlo y si quieres también  puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Únete y recibe tres regalos que te servirán para cualquier etapa de lainfancia:

 

Nido: entre 0 y 1 año. Mi mini ebook "Empieza a signar con tu hijo", en el que descubrirás la magia de la comunicación temprena con tu bebé.

Comunidad infantil: entre 1 y 3 años. Mi Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.

Casa de Niños: entre 3 y 6 años. Mi regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!

You have Successfully Subscribed!