Queridos amigos,

En breve comienza el periodo de elección de colegio y la mayoría ya están organizando sus jornadas de puertas abiertas. A mi me tocó vivirlo el año pasado y confieso que fueron unos meses de bastante estrés.

Hoy quiero compartir con vosotros mis reflexiones por si os pueden ayudar en vuestro proceso.


Creo que los padres tenemos una enorme responsabilidad en este decisión, nuestro hijo formará sus amistades más influyentes en estos años, se relacionará con unos u otros tipos de personas que le acompañarán en sus aprendizaje, le marcarán en su motivación por estudiar y todos estos pequeños detalles juntos irán forjando su personalidad que le harán convertirse en un adulto.


Cuando comencé el proceso tenía unas ideas muy claras que fueron evolucionando con el tiempo y al final la decisión cambió tanto como nunca hubiera esperado.



Bilingüismo

En primer lugar quería que fuera un colegio bilingüe por encima de todo, y si tenía varios idiomas mejor, (visité uno que ofrecía inglés, alemán y francés). Poco a poco fui investigando lo que significa “colegio bilingüe” en nuestro sistema educativo actual y me fui desengañando.

En los colegios catalogados como bilingües la lengua inglesa se utiliza como medio de enseñanza para Conocimiento del MedioArtes Plásticas y Educación Física. Por el contrario, las instrumentales Lengua Matemáticas se imparten en castellano. En la Comunidad de Madrid vienen a suponer entre 10 y 12 horas de las 25 lectivas que hay a la semana.

Dentro de la asignatura Conocimiento del Medio se aprende la cultura general, (engloba Ciencias NaturalesGeografía e Historia), pero ¿qué pasa cuando los alumnos saben recitar en la lengua de Shakespeare todas y cada una de las partes del sistema óseo pero no conocen su denominación equivalente en castellano? Nadie duda de las ventajas de los idiomas pero el tiempo es finito y esto puede tener un coste. Os invito a leer el artículo publicado en El Mundo el pasado 18 de Diciembre.


En el colegió que elegí, la junta directiva había analizado todas las investigaciones al respecto, las opiniones a favor y en contra y tras una reflexión muy profunda había tomado una decisión. Finalmente no optaron por ser un colegio bilingüe, pero si por desarrollar un Proyecto propio de inglés que tuvieron que presentar a las instituciones pertinentes para su visto bueno y aprobación.





Valores 

Elegí el colegio por los valores que me trasmitieron las personas a su cargo, (directora, jefa de estudios, secretario, maestras..). Durante los meses que llevamos he podido hablar con muchos otros padres y comprobar que su decisión se basó exactamente en lo mismo. Los valores que promulgue influirán de forma decisiva en la personalidad de nuestros hijos, ¿no creéis?

De hecho, los profesores del instituto que están junto al colegio, al que van la mayoría de los niños, están encantados de ver cómo los niños de nuestro cole funcionan como grupo, lo integrados que están, cómo reflejan su madurez y sus valores, es algo maravilloso.

Nuestro Colegio apuesta por la igualdad real de oportunidades y cada día lucha por ello, defendemos la enseñanza pública y de calidad, (y he de decir que al principio nosotros comenzamos mirando coles privados y concertados..). La ilustración de Eneko, conocido dibujante y papá de cole, que puede verse según entras por la puerta ya dice mucho:


Defendemos la diversidad en todos los sentidos, y lejos de considerarla un problema la consideramos un gran valor. Tenemos más de una decena de nacionalidades entre nuestros alumnos, y presumimos de una integración admirable, todos aprendemos de todos y hacemos una convivencia extraordinaria.


Cada niño es diferente, tiene su propia historia, procede su cultura, y tiene unas capacidades determinadas. En nuestro colegio hay espacio para todos. Se respeta el proceso de cada niño, a los que necesitan más tiempo se les da, y a los que necesitan más estimulación también se les da. Tanto niños con necesidades educativas especiales como con altas capacidades tienen cabida en el cole.





Proyecto Educativo

Cuando un niño comienza el “cole de mayores” tiene apenas 3 años, por lo que no se le exigen determinados objetivos académicos, como es de imaginar. Para mi lo más importante a esta edad es que sea tratado con cariño y afecto, ya que el cambio de la guardería al colegio es muy importante, (tanto parar niños como para los padres), y mayor aún cuando no han estado en guardería y han pasado sus primeros 3 años en casa.


Es esencial que se respeten sus ritmos y que le las maestras acompañen en su desarrollo y ayuden a trabajar su autonomía, (acaban de desprenderse del pañal, están aprendiendo hábitos de higiene..etc).




No estoy muy a favor de poner a los niños a hacer fichas todo el día, ya que aunque es importante creo que va en detrimento de su creatividad, que a esta edad pueden desarrollarla al máximo. De hecho nuestra maestra explica todos los contenidos de los libros, (si, a los 3 años ya tienen libros!), de forma oral y los trabaja de forma globalizada. Esto es, si se están aprendiendo los números se explican desde las matemáticas, se hacen grupos de compañeros y se cuentan, después se aprende su grafía desde el punto de vista lingüístico, y por último se suman y se resta cualquier cosa dentro del programa de conocimiento del medio, por ejemplo, semillas de plantas, ¿no es maravilloso?

También hay un aula de psicomotricidad y otra de informática, y algún ordenador dentro del aula, además de las pizarras digitales y juguetes de la pedagogía Montessori.




Hay rincones de juego donde los niños se unen por equipos que eligen ellos mismos y pasan tiempo dedicado al juego libre, tan importante y tan olvidado a veces..

Cada año la junta directiva del colegio analiza  los resultados de los alumnos en las pruebas globales que se realizan en la Comunidad de Madrid. No sólo observa las puntuaciones y la posición en la lista de todos los colegios de la comunidad, que por cierto es muy buena. Analiza donde se obtienen los mejores resultados, y donde los “menos mejores”, y con eso, diseñan un plan de acción. Este año por ejemplo han decidido mejorar en lectoescritura constructiva, así como en capacidad de razonamiento lógico y matemática.


Y además de todo este esfuerzo y compromiso han elaborado un proyecto propio de inglés, ¿todos los colegios están realmente tan implicados? A mi la implicación de este me parece ejemplar.





Música y arte

Este fue uno de los puntos que más me movieron a elegir este colegio. En la jornada de puertas abiertas nos reunieron a todos los padres en un aula de música, donde realmente había muchos instrumentos, (vi muchos otros colegios en los que brillaban por su ausencia), así como un salón de actos.


Nuestro colegio es uno de los pocos que desarrolla en Programa MUS-E (música en la escuela), ya que desde hace años tiene un acuerdo con la Fundación Yehudi Menuhen para desarrollarlo dentro de la jornada escolar. Y no sólo eso, gracias a los esfuerzos que hacemos desde el AMPA nos ocupamos de recaudar fondos para continuar el programa en horario extra-escolar, donde desarrollamos los Proyectos Espacio Encuentro, (en su web podéis leer los valores que se persiguen y los enormes beneficios que obtienen los niños).


Con la nueva ley Wert de educación y la propuesta de eliminar la poca música y plástica que había en las escuelas creo que esta ha sido una decisión acertadísima, y no llegan ni a 20 colegios en toda la Comunidad de Madrid los que disfrutan de este fabuloso programa.



Ecoescuela

Nuestro colegio se gana cada año la certificación de Ecoescuela y tenemos nuestro propio huerto escolar, donde nos reunimos los domingos y hacemos unas estupendas convivencias padres e hijos. No os imagináis la cantidad de valores que pueden trasmitirse a través de la tierra, las siembras y las plantas, estamos seguros de que recogeremos una gran cosecha!




Implicación de la comunidad educativa

Y no es una frase hecha. Este colegio permite la participación activa de todas las madres y padres, está siempre abierto a sugerencias y a aceptar nuevas propuestas. Tenemos un AMPA numerosa y comprometida, de las más activas de la zona, compuesta con padres comprometidos con la  formación integral de nuestros hijos, aún más allá de la formación académica.


La dirección del Colegio ha participado durante varios años en el Programa Comenius, gracias al cual han conocido diferentes tipos de sistemas educativos en muchos países del mundo, observando las mejores prácticas para 
después implantarlas  aquí.


Conclusión

En resumen, nuestro cole es un tesoro escondido. Se trata de un cole pequeño, familiar, donde profesores, equipo directivo y personal no docente no solo conocen a cada niño por su nombre, sino a su familia y a sus circunstancias personales específicas, donde a los niños se les trata como niños y no se les exige que se comporten como adultos, donde se respecta sus ritmos, se les permite su siesta, (ojo, esto no es así en otros), donde en el recreo se come fruta que se trae para compartir y no se ve bollería industrial, donde en lugar de una sirena estridente suena música clásica a las horas de entrada y salida, donde existe un Plan de Atención a la diversidad para darle a cada niño lo que necesita.

Estamos tremendamente contentos con nuestra decisión, y nuestra hija quiere ir al cole hasta los domingos, así que eso parece buena señal..  🙂

¡¡Gracias por este estupendo trabajo y esta gran vocación!!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies