Queridos amigos,

Hoy me gustaría hablaros de la ilusión de la Navidad y la magia de los Reyes Magos.

Es un tema que a veces genera debate, ya que cada familia elige lo mejor que quiere para sus hijos, si permitirles disfrutar de la ilusión que les proporciona su inocencia o si prefieren enfocarlo desde otro punto de vista más sincero.. Todas las opciones son válidas, lo maravilloso de esta época es poder disfrutarla en familia y celebrar todas las cosas buenas que tenemos en la vida, ¿no crees?

En mi caso particular me encanta ver cómo se iluminan los ojos de mi pequeña cuando habla de Papá Noel o los Reyes Magos, la ilusión con la que prepara la carta ahora que sabe escribir, los nervios al acostarse la noche anterior y dejar todo preparado.. ¡ojalá pudiera volver a ser niña y disfrutar de nuevo de todas esas sensaciones mágicas!

Mi hija pronto cumplirá seis años y no se cuánto tiempo más le durará la inocencia, es muy lista y ya hemos observado que empieza a atar cabos y a hacer muchas preguntas.. Además, siempre puede pasar que algún amiguit@ del cole le estropee su maravillosa creencia..

Como el cole acaba de empezar y nunca se sabe lo que puede pasar, he decidido comenzar a preparar una respuesta bonita por si algún día nos hace la temida pregunta..

En concreto, he encontrado este texto que me ha parecido precioso.. Aquí te lo dejo para que lo tengas también a mano, nunca se sabe cuándo lo vas a necesitar!

(El original fue publicado por Agencia Quadratín en la siguiente dirección:

https://hidalgo.quadratin.com.mx/sucesos/Carta-de-Reyes-Magos-a-los-padres-para-no-terminar-con-la-ilusion/)

Mamá, mamá… mis amigas del cole dicen que los Reyes Magos son los padres ¿Es verdaaaad? La madre de María sonríe, le da un beso y le dice: – Mira María… Tengo que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 7 años. Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a María: – Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores ¿Quieres que te la lea? – ¡Sí mamá, por faaaavor!

Madre e hija ilusión

Imagen cortesía de Flickr

Apreciados papá y apreciada mamá de María:

Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer María. Es un niña preciosa que los va a hacer muy felices a los dos. Ya saben que cada 6 de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar el nacimiento del niño Jesús y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Además, ayer me caí del camello y me rompí el brazo (soy Melchor, un poquito torpe); Gaspar es muy lento porque camina con la ayuda de un viejo bastón y Baltasar, ¡nuestro viejecito Baltasar!, se olvida siempre de dónde tiene la lista de los regalos.

Como ves, ya estamos muy mayores y necesitamos pedirles tres favores muy importantes:

1er favor: Que nos ayuden a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo el día de Reyes: leerán las cartas de sus hijos y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

2º favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podrán decir a María hasta que cumpla los 7 años. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres los que nos ayudan porque sino… ¿qué pensarán de nosotros? ¿dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a sus padres, las personas que más los quieren a ellos.

3er favor: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás. Por eso, necesitamos que sus hijos se conviertan “un poquito” en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Nada más. ¿No es demasiado, verdad? Cuando María te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en ustedes para hacer nuestro trabajo: porque son ustedes las personas que más los quieren en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón de perla.

Melchor, Gaspar y Baltasar.

reyes-magos-L

 

 

 

 

 

Y aquí te dejo otra propuesta que me ha gustado mucho también..

Si quieres que te envíe esta carta déjame aquí tu email y te la hago llegar para que la puedas imprimir y dejar preparada en un sobre, nunca se sabe cuándo la vas a necesitar..

Quiero matricularme

 

 

Y tú, ¿cómo tienes pensado hacerlo? ¿Tenías ya alguna idea? Cuéntanosla en los comentarios, ¡seguro que  nos viene bien a más de uno!  😉

Un abrazo,

Firma y web

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Te agradecería mucho que me dejases un comentario, así puedo ir mejorando con tu feedback e ir publicando sobre los temas que te interesen. 

También puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Únete y recibe tres regalos que te servirán para cualquier etapa de lainfancia:

 

Nido: entre 0 y 1 año. Mi mini ebook "Empieza a signar con tu hijo", en el que descubrirás la magia de la comunicación temprena con tu bebé.

Comunidad infantil: entre 1 y 3 años. Mi Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.

Casa de Niños: entre 3 y 6 años. Mi regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!

You have Successfully Subscribed!