Hoy vengo hablar de algo maravilloso que estoy estudiando en mi formación como guía Montessori de Comunidad Infantil y espero poder experimentar junto a mi hija en su nuevo cole basado en esta pedagogía.

¿Alguna vez has observado a tu peque muestra un gran interés por una habilidad en concreto y lo único que quiere es desarrollarla hasta la perfección a base de repetir una y otra vez?  Por ejemplo, cuando aprende a subir y bajar escalones puede querer practicar sin parar de forma incansable, (mi bebé está justo en esa fase y no para de darse coscorrones porque lo hace gateando, jeje). Otro momento característico es cuando se produce la explosión del lenguaje, que el niño no para de “hablar” a su manera y balbucear constantemente, (y lo mismo pasa cuando le enseñamos signos). Sin embargo, una vez pasado el periodo sensible es más difícil que el aprendizaje se produzca de manera natural y espontánea, aunque no imposible. El ejemplo más claro es el del lenguaje: uno niño puede aprender más de un idioma con facilidad hasta los 6 años, pero a una adulto le costará mucho más y nunca lo hará como si lo hubiera adquirido de forma nativa.

María Montessori llamaba “periodos sensitivos” a la sensibilidad especial que el niño tiene en ciertos momentos para adquirir las características psíquicas del ser humano adulto. Al atravesar estos periodos, los niños, guiados por su naturaleza y con una pasión irresistible, seleccionan de su entorno, aquellas experiencias que les llevarán a adquirir una cierta habilidad o característica en un momento determinado de su desarrollo. Pueden ser por ejemplo el orden, el lenguaje, las cosas pequeñas..

periodo sensible orden

Imagen de Montessoriforeveryone

Así pues, los periodos sensibles son como ventanas de oportunidad magníficas y espontaneas que debemos aprovechar al máximo para que el aprendizaje se produzca de forma natural y no tenga límites. Se dan durante los primeros 6 años de vida del niño, que corresponden al primer plano de desarrollo, (la infancia), y que son realmente los más importantes en cuando a la educación, (sobre todo los 3 primeros en los que se conquistas los grandes logros como andar y desarrollar el lenguaje).

Si nos remontamos un poco al origen, los periodos sensitivos fueron descubiertos en animales por un científico holandés, y después se empezó a hablar de ellos en la infancia de los seres humanos. Para comprender este fenómeno maravilloso, podemos observar el ejemplo de la oruga que termina transformándose en mariposa.

Al principio, la orugaperiodos sensibles transformación oruga mariposa  sólo puede alimentarse de los pequeños brotes de hojas en las extremidades de las ramas de los árboles, pero cuando nace está cerca del tronco. Tiene un periodo en el que es extremadamente sensible a la luz, y es lo que le impulsa a moverse hasta llegar a su alimento, es como una fuerza que le atrae irresistiblemente hasta su objetivo. Después de este periodo, la luz deja de interesarle por completo, tanto que se construye su propio “sarcófago” para ayunar y hacer su propia transformación que le permite llegar a ser una hermosa mariposa. Lo mismo pasa con las abejas, al principio todas pueden ser reinas, pero sólo lo será la elegida por la comunidad, a la que alimentarán con jalea real para que crezca y ejerza su función. Si luego otra quisiera ser reina, ya no podría hacerlo, ya que habría pasado su periodo voraz para poder producir este crecimiento.

Esto explica perfectamente el hecho de que los periodos sensibles impulsan un esfuerzo anímico hacia la consecución de actos maravillosos, y una vez pasados el ser experimenta una absoluta indiferencia por esa misma cosa que antes le ha motivado tanto. Si el niño no puede actuar según se instinto en cada uno de los periodos sensitivos habrá perdido para siempre la oportunidad de lograr una gran conquista de forma natural e incluso podría quedar como un estigma inconsciente en la psique el adulto futuro.

Importancia y características de los periodos sensibles

Durante la infancia, el niño logra multitud de conquistas de forma natural sin ningún maestro ni estudio, (mismamente todo el desarrollo del lenguaje). Los adultos estamos ya acostumbrados a verlo y no nos maravillamos de este hecho tan excepcional. ¡Ojalá fuera todo igual de fácil para nosotros!

Generalmente, los periodos sensibles pasan desapercibidos por los adultos y sin embargo, conocerlos nos ayuda a entender muchas actitudes de los niños y a comprender que serán cruciales a la hora de formar la personalidad del niño, y por eso debemos asegurarnos de que crece en un ambiente preparado y lo más adaptado posible a sus necesidades.

Para María Montessori, el cerebro en la infancia es como una esponja que absorbe todo comportamiento, sentimiento y característica de su entorno adquiriendo así sus propias cualidades y personalidad que acompañará al pequeño durante su vida. Es lo que describió como “La mente absorbente“.

Los periodos sensibles tienen 3 características fundamentales:

  1. Son transitorios. Tienen un tiempo específico para manifestarse. Si el ambiente es pobre luz divina periodos sensiblesde estímulos de referencia a ese periodo sensitivo, desaparecerá y no se aprovechará todo su potencial, (como decía al principio la posibilidad de aprender lenguas de forma nativa sólo se produce durante los primeros cinco o seis años). También desaparece cuando se forma cierta característica específica y ya no se necesita la sensibilidad, (un ejemplo muy gráfico es que las larvas de insectos pierden su sensibilidad a la luz después de la metamorfosis). Hay una cita de María Montessori que explica a la perfección el fenómeno: “Cuando el niño se encuentra en un periodo sensitivo, es como si emanara del mismo una luz divina que iluminara únicamente ciertos objetos sin iluminar los demás y en aquellos se concentra el universo para él”.
  1. Son universales. En cualquier parte del mundo, un niño de 6 años ha adquirido su lenguaje y ordenado su mente en relación con su cultura, (sin importar cuál sea) y ha desarrollado al completo sus sentidos y movimiento, (ha aprendido a andar, se ha interesado por las cosas pequeñas, por la naturaleza, se comunica y se mueve).

periodo sensible movimiento

  1. Son subconscientes. Trabajan en la mente del niño mucho antes de que veamos evidencia externa de actividad. Como curiosidad, cuando la característica se vuelve consciente, la sensibilidad normalmente termina.

¿Cuáles son los periodos sensibles?

María Montessori en su libro “La mente absorbente” habló de cuatro periodos sensibles:

  • el lenguaje
  • el orden
  • el refinamiento de los sentidos
  • el refinamiento del movimiento

Posteriormente, otros autores y colaboradores que trabajaron con María Montessori como E.M. Standing siguieron investigando esta línea y hicieron una división más extensa de los periodos. En este post de Cristina Tébar de Montessori en Casa puedes ver un cuadro muy interesante de los que propone Tim Seldin en su libro How to raise an amazing child the Montessori way.

Y una vez descubierto esto.. ¿estás dispuesto a acompañar a tu hij@ en estos periodos y descubrir todo su potencial? Yo la verdad es que disfruto muchísimo observando a mis peques y estoy realmente admirada con este fenómeno, ¿me cuentas en qué fase están los tuyos? ¡Me encantará leerte!

periodo sensible lenguaje

Un abrazo, ya sabes que te espero en los comentarios.. 🙂

Firma y web

 

 

¿Te ha “tocado la fibra” este artículo? ¡Por favor, Compártelo!

Te agradecería enormemente que me dejases un comentario, unas palabras de ánimo, de lucha, que me hagan creer que nuestros hijos vivirán un mundo mejor en el que estas injusticias hayan quedado lejos..

Y si te apetece seguir leyéndome y animarme con mi proyecto,  puedes suscribirte aquí  a mi lista de correo, recibirás un estupendo regalo de agradecimiento y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón. ¡Te leo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Únete y recibe tres regalos que te servirán para cualquier etapa de lainfancia:

 

Nido: entre 0 y 1 año. Mi mini ebook "Empieza a signar con tu hijo", en el que descubrirás la magia de la comunicación temprena con tu bebé.

Comunidad infantil: entre 1 y 3 años. Mi Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.

Casa de Niños: entre 3 y 6 años. Mi regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!

regalos-comunicacionconbebes

You have Successfully Subscribed!