Queridos amigos,

Puede que estos días hayáis escuchado en los medios de comunicación las novedades que hay respecto a las normativas que nos indican cómo debemos llevar a nuestros hijo en el coche y estéis molestos con tanto cambio o algo perdidos con la información. Si es así aquí os dejo mis dos artículos anteriores sobre el tema:

En este post voy a tratar de aclarar las dudas que podemos tener los padres ante tantos cambios que a veces nos superan.  Hasta hace poco yo también me encontraba en el “lado oscuro” y no terminaba de entender porqué la normativa cambia y nos vuelven a complicar la vida a los padres..  Hoy estoy mucho más concienciada y quiero aportar mi granito de arena en la difusión de algo que me parece tan importante: la seguridad infantil en el automóvil.

La realidad es la siguiente:

  • los accidentes de coche son la primera causa de mortalidad infantil en los países desarrollados, y
  • viajar a contramarcha aumenta en un 500% las probabilidades de salir ilesos en accidentes, (puedes leer más aquí).

Sólo estos dos datos ya hablan por si solos y nos deberían dar qué pensar..

La recomendación de llevar a los niños a contramarcha lleva años implantada en varios países del mundo, de hecho en los países escandinavos llevan más de cuarenta años y han reducido sus tasas de mortalidad infantil por esta causa hasta prácticamente cero.

En nuestro país, no solo desconocemos la importancia de esta medida, sino que nos sorprendemos cuando vemos a niños de más de un año de edad en sillas que se instalan de espaldas a la marcha pues estamos convencidos de que esto solo es posible hasta los 9 kilos de peso, (puedes ampliar información al respecto en este completísimo artículo de acontramarcha.com).

Silla a contramarcha Klippan Kiss 2

 

Por tanto, todo es una cuestión de información y sensibilización.

En mi caso, teniendo una hija de 5 años a día de hoy, la cual viajó en el sentido de la marcha desde que pudimos cambiarla, (alrededor de los 10 kg), y esperando ahora un segundo bebé, pues reconozco que da rabia que no podamos utilizar las sillitas que en su día compramos para ella y que se mantienen en perfectas condiciones, pero la verdad, cuando hablamos de la seguridad de nuestros hijos, hemos de tomar en serio el tema.

En este post voy a ir desmintiendo cada una de las creencias que podamos tener los padres ante este cambio de normativa.

1. Mi hijo no va a querer viajar mirando hacia atrás. Pobrecito, se va a aburrir viendo el respaldo del sillón”, (aunque la verdad es que también suele ver la parte trasera del respaldo delantero cuando va en sentido de la marcha). “Se va a marear”,  (puede ser otra de las razones que pensemos). En realidad, todo es cuestión de acostumbrarse, nuestro cerebro de adapta perfectamente a las circunstancias, (si realmente implicase mareo no existirían asientos a contramarcha en los vagones de los trenes por ejemplo). Además, si siempre los llevamos a contramarcha desde el nacimiento, para ellos será lo normal.

Niño a contramarcha feliz

2. No le van a caber las piernas. Las nuevas sillas que cumplen la normativa i-Size están especialmente diseñadas para ir  a contramarcha, por lo que ya han pensado en eso y normalmente incorporan una barra que deja cierto espacio hasta el respaldo del asiento. Es cierto que se recomienda que los niños                 besafe_big_kid                              viajen en este sentido hasta por lo menos los cuatro años, y según van creciendo puede ser un poquito más incómodo ir con las piernas algo dobladas, aunque a lo mejor es al contrario,tienen mucha elasticidad y a veces también preferirían llevarlas levantas en lugar de colgando en las sillas en el sentido de la marcha. Además, cuando hablamos de seguridad, en caso de accidente sería mucho mejor sufrir daños en las piernas, (quesólo de da en 1 de cada 1000 casos en este tipo de sillas), que en el cuello, (lo que podría implicar la diferencia entre la vida y la muerte).

3. Esto es un negocio y las sillas ACM son mucho más caras. Es cierto que para las familias suponen un desembolso económico importante si, pero por eso la nueva normativa i-Size entró en vigor en el año 2013 y convivirá con la antigua CEE R44/04 durante aproximadamente 5 años, (aproximadamente hasta el 2018). Esto nos da bastante margen. Además, las marcas ofrecen modelos en los que podemos llevar al bebé hasta los cuatro años, (por lo cual podemos darle mucho más uso). El precio medio de una silla eficaz ronda los 350 euros para dispositivos hasta los 4 años y 200 para los que son de 4 a 12 años.

La silla más barata a contramiSizearcha es mucho más segura que la de gama más alta en el sentido de la marcha, (seguimos hablando de un tema tan importante como es la seguridad de nuestros hijos). Si vas a plantearte compara una silla ACM, yo te recomendaría que preguntes por aquellas que superan el Plus Test, (es una prueba sueca de carácter voluntario que garantiza que la fuerza que sufriría el niño en caso de accidente sería inferior a 1220 Newtons, por debajo del límite para empezar a sufrir lesiones, hasta el momento sólo hay 14 sillitas en el mercado que lo superan).

4. Si voy sol@ con mi hijo atrás y a contramarcha voy más insegur@. “No le veo la carita y no se si está bien”.  Esto es una preocupación perfectamente lícita que tenemos como padres. Cuando mi hija era un bebé e iba sola con ella en el coche la ponía en su MaxiCosi en el asiento del copiloto. Yo iba tranquila vigilándola, pero pensándolo fríamente ahora me doy cuenta de que de esta forma en realidad prestaba menos atención a la conducción. Además, cuando se le caía el chupete y se ponía a llorar no dudaba en buscarlo y volvérselo a poner quitando los ojos de la carretera.. 🙁  Hoy en día los fabricantes también han pensado en esto y ahora venden unos espejos estupendos que podemos colocar en el respaldo del asiento contiguo al que va la silla a contramarcha para poder seguir viendo a nuestro pequeño, (algunas tiendas incluso los regalan al compara la silla ACM).

Espejo para silla a contramarcha

 

5. En trayectos cortos no hay peligro. “Le llevo yo en brazos o le pongo en un alzador..”.  Muchos accidentes graves ocurren en trayectos cortos, urbanos o interurbanos. Hay niños que son llevados día a día al colegio en coche, y a extraescolares, quizá monten una media de cuatro veces al día en el coche.

#acontramarcha

Poco a poco nos vamos confiando y pasando por alto la seguridad.. (está demostrado que la mayoría de las veces la sillita está mal instalada o que el cinturón no pasa por donde debería pasar, por lo que en caso de accidente podría afectar gravemente al cuello del niño). En la sociedad de hoy en día vamos con mucha prisa a todas partes, en el caso de las familias con varios niños a veces pedimos ayuda a otras familias
del cole para que por ejemplo lleven algún día a nuestro pequeñ@ a las actividades extraescolares con sus hijos.. En estas ocasiones se suele utilizar un alzador que muchos padres adquieren por su bajo coste para este tipo de pequeños desplazamientos en los que creen no hay ningún peligro. En realidad este dispositivo no es más que un “quita-multas“, ya que en caso de accidente no sólo no protegería al niño si no que podría ocasionarle un gran daño, ya que si su altura no es suficiente lo más probable es que el cinturón de seguridad pase justo por su cuello.

 Aquí os dejo una diapositiva resumen desarrollada por Nordic Baby que lo explica fenomenal:

SRI grupo 23

Más información:

 

Continuará.. Suscríbete al blog si quieres que te avise de las publicaciones y novedades. Un blog se alimenta de tus comentarios, si te ha parecido útil esta información por favor deja uno..  🙂

Un abrazo,

Firma y web

 

 

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Te agradecería mucho que me dejases un comentario, así puedo ir mejorando con tu feedback e ir publicando sobre los temas que te interesen. 

También puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Únete y recibe tres regalos que te servirán para cualquier etapa de lainfancia:

 

Nido: entre 0 y 1 año. Mi mini ebook "Empieza a signar con tu hijo", en el que descubrirás la magia de la comunicación temprena con tu bebé.

Comunidad infantil: entre 1 y 3 años. Mi Master Class sobre Inteligencias Múltiples, que te hará cambiar el punto de vista a la hora de observar a los niños y descubrir todo su potencial.

Casa de Niños: entre 3 y 6 años. Mi regalito sorpresa sobre Pedagogía Montessori, ¡déjame enviártelo para descubrirlo cuanto antes!

regalos-comunicacionconbebes

You have Successfully Subscribed!